Cómo ayudar a los niños superdotados a lidiar con el fracaso

Como psicopedagogo, una de las áreas en las que me he enfocado ha sido en ayudar a los niños superdotados a desarrollar habilidades emocionales y de afrontamiento cuando enfrentan el fracaso. Esto puede ser especialmente difícil para los niños superdotados, ya que suelen experimentar altos niveles de presión y expectativa de parte de ellos mismos y de su entorno.

¿Qué es la superdotación?

Antes de adentrarnos en el tema de cómo ayudar a los niños superdotados a lidiar con el fracaso, es importante entender qué es la superdotación. Se considera que una persona es superdotada cuando su capacidad intelectual se encuentra por encima del promedio en su edad. Generalmente, se mide a través de pruebas de inteligencia y se utilizan diferentes criterios para determinar la superdotación. Ser superdotado puede ser una bendición, ya que estos niños tienen una habilidad para el aprendizaje y la creatividad que les permite alcanzar grandes logros en su vida. Sin embargo, también puede ser una carga en algunos aspectos, especialmente cuando se sienten presionados a cumplir con expectativas demasiado altas.

El reto de lidiar con el fracaso

Para muchos niños superdotados, el fracaso puede ser especialmente duro de sobrellevar. Esto se debe a que a menudo tienen altas expectativas de sí mismos y se sienten presionados a tener éxito en todo lo que hacen. Cuando las cosas no salen como esperan, pueden sentirse frustrados, abrumados y desmotivados. Además, los niños superdotados también pueden tener dificultades para lidiar con el fracaso debido a las expectativas que otros tienen de ellos. Muchas veces, los padres, maestros y otros adultos pueden esperar que los niños superdotados tengan éxito en todo lo que hacen, lo que puede poner una gran cantidad de presión en ellos.

Cómo ayudar a los niños superdotados

Si bien puede ser difícil lidiar con el fracaso, hay muchas cosas que los niños superdotados pueden hacer para desarrollar habilidades emocionales y de afrontamiento para manejar esta situación. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudar:
  • Enseña un enfoque de "prueba-error": Los niños superdotados pueden sentirse en la obligación de hacer todo perfectamente desde la primera vez. Enséñales que el proceso de prueba y error es normal y que incluso las personas más exitosas fracasan en ocasiones. Anímalos a seguir intentándolo y a ver cada fracaso como una oportunidad de aprendizaje.
  • Aléjate de las expectativas fijas: Ayuda a los niños superdotados a entender que no siempre pueden ser los mejores en todo. Anima a tus hijos a descubrir sus propios intereses y habilidades y permitles que se centren en aquello que les inspire y les haga felices.
  • Despierta la curiosidad: Una de las maneras más saludables de mantener un espíritu de aprendizaje sin sentirse siempre programado para el éxito es ser curioso. Anima a tus hijos a ser lo más curiosos posible, a hacer preguntas y a buscar la información y el conocimiento que convertirá su vida en una aventura
  • Incentiva el esfuerzo y el trabajo: Haz que tus hijos se sientan orgullosos de sí mismos por el esfuerzo que ponen en las cosas y no sólo por los resultados.
  • Hazles saber que están bien: Asegúrales a tus hijos que el valor como persona no está ligado a su éxito académico o en cualquier otra actividad. Háblales de tus propias experiencias en las que no lo lograste, y de cómo aprendiste de ellas. Haz que se sientan bien consigo mismos no sólo por lo que logran, sino también por quiénes son.
  • Anima la resiliencia: Los niños superdotados pueden tener una gran capacidad para trabajar y para su auto-exigencia, por lo que debe también es necesario fomentar su resilencia. Permíteles que aprendan a superarse a sí mismos, sin presiones.
  • Ayúdales a encontrar una red de apoyo y comunidad: Este es un aspecto clave para que los niños superdotados aprendan a lidiar con el fracaso. Encontrar un grupo de pares que también sean superdotados, o que compartan sus mismos intereses puede ayudarles a no sentirse tan aislados. Además, también pueden encontrar allí mentores que les sirvan de ayuda para comprender los altos y los bajos que se presentan en la vida y en la búsqueda de los objetivos.
En conclusión, ayudar a los niños superdotados a lidiar con el fracaso es fundamental por las implicaciones en su desarrollo ecuánime y por su bienestar emocional . Con estos consejos, los padres, maestros y otros adultos encargados pueden ayudar a los niños superdotados a desarrollar habilidades emocionales y de afrontamiento para manejar el fracaso y, al mismo tiempo, fomentar su autoestima, su creatividad e incentivar el aprendizaje emocional en su vida cotidiana.