superdotados.net.

superdotados.net.

El desafío de comunicar una percepción distinta de la mayoría

El desafío de comunicar una percepción distinta de la mayoría

Introducción

La mayoría de las personas conceptualiza el término “superdotado” como algo ajeno y realmente separado de la norma. Un superdotado es considerado como una persona que ha nacido con capacidades especiales en alguno de los sentidos, ya sea competencia matemática o lingüística. Sin embargo, la percepción real de las personas superdotadas es muy distinta a esta idea generalizada. Este estereotipo ampliamente difundido puede llevar a una serie de problemas en la comunicación y en la interacción entre las personas.

¿Qué significa ser superdotado?

Ser superdotado no significa necesariamente ser muy bueno en algo de manera sobrenatural, aunque a veces puede parecerlo. A menudo, los superdotados se distinguen por tener habilidades realmente destacadas en algún ámbito determinado, pero no siempre es así. De hecho, no todas las personas superdotadas tienen un ámbito dominante, y pueden recibir esta clasificación simplemente por el hecho de sobrepasar un criterio estipulado de coeficiente intelectual. Esto lleva a un gran problema en la percepción y la comunicación, ya que muchos suponen que los superdotados son personas que tienen una vida llena de éxitos y grandes logros, que no tienen problemas ni barreras como las personas normales. Pero es importante destacar que las personas superdotadas son seres humanos y tienen los mismos problemas y dificultades que cualquier otro, y no todas las personas superdotadas han sido capaces de alcanzar el éxito en sus metas, ya que esto requiere de un trabajo arduo y constante para conseguirlo.

Expectativas equivocadas

Las altas expectativas y los estereotipos que se tienen acerca de las personas superdotadas son realmente contraproducentes. Muchos esperan que siempre tengan un desempeño excepcional en todo lo que hagan, lo que puede llevar a una gran presión y ansiedad en un intento de cumplir con esas expectativas. Además, la idea generalizada de que las personas superdotadas no tienen problemas sociales es completamente falsa. Al contrario de lo que se cree, muchas personas superdotadas se sienten fuera de lugar en su entorno social y tienen problemas para relacionarse con sus iguales, y esto se debe, en parte, a esas expectativas que se tienen sobre ellos. Cuando sus habilidades son sobrevaloradas, pueden sentirse aislados y sin tener la capacidad de conectarse con la gente que les rodea.

El problema de la comparación

A menudo, las personas superdotadas se comparan con otras personas de su misma edad, lo que puede llevar a una enorme frustración. La cultura popular tiende a centrarse en los logros de personas como Einstein, Newton y otros más, lo que lleva a una comparación constante de ellos mismos con las personas que lograron esos grandes méritos, Esta comparación constante y frustrante puede llevar a la creencia de que son incapaces de alcanzar las metas que se proponen. Pero es importante tener en cuenta que cada persona tiene un camino diferente en la vida y que una comparación directa con los demás es injusta y, en última instancia, poco saludable.

La importancia de un lenguaje claro y sencillo

La relación entre las personas superdotadas y su entorno social se ve enormemente influida por el lenguaje utilizado en la comunicación. A menudo, las personas superdotadas pueden sentirse desplazadas e incomprendidas debido a la jerga especializada y el uso de términos técnicos que no entienden, lo que puede llevar a una barrera en la comprensión. Es importante emplear un lenguaje sencillo y claro al hablar con personas superdotadas, incluyendo la utilización de analogías y metáforas para facilitar la comprensión. Esto permitirá una mayor comprensión y un mejor acercamiento entre las distintas personas.

Escuchar y comprender

Es necesario que se intente comprender la perspectiva de la persona superdotada y no subestimar sus preocupaciones o dificultades. A menudo, las personas superdotadas recelan de los terapeutas y especialistas que no les escuchan ni les comprenden, ya que sienten que sus esfuerzos son insuficientes o que no son capaces de ayudarles. La empatía y la comprensión de las preocupaciones y necesidades de la persona superdotada son esenciales para involucrarlos en el proceso y garantizar un enfoque personalizado que tenga en cuenta sus necesidades únicas.

La inclusión como solución

La inclusión es un factor clave a la hora de abordar la comunicación y la relación con las personas superdotadas. La creación de grupos de discusión y apoyo puede ayudar a reducir la sensación de aislamiento y puede ayudar a las personas superdotadas a conectarse con otros individuos que se enfrentan a situaciones y problemas similares. La inclusión y el apoyo social de personas que han pasado por experiencias similares puede ser un recurso muy importante a la hora de afrontar retos y dificultades de manera más eficiente.

Conclusión

Es importante tener en cuenta que ser superdotado no es igual a llevar una vida de éxitos y sin problemas, como muchos pueden pensar. Las personas superdotadas enfrentan las mismas barreras, problemas y obstáculos que cualquier persona, y con frecuencia se sienten incomprendidas y en desventaja debido a las expectativas y estereotipos equivocados que se tienen hacia ellas. La clave para mejorar la comunicación y la relación con las personas superdotadas radica en la inclusión, la empatía y la comprensión, un lenguaje claro y sencillo, y en la creación de grupos de discusión y apoyo donde puedan conectarse con otros individuos que enfrentan desafíos similares. Solo así podremos superar los estereotipos y mejorar la comprensión y la comunicación entre las personas superdotadas y la sociedad en general.